Ankara, Críticas de hoteles, Turquía

Sheraton Ankara: lujo a tu alcance

25 January, 2020

He estado en este hotel en múltiples ocasiones en los últimos años: antes de estar embarazada, durante el embarazo y varias veces con mi hija y siempre lo he considerado espectacular. Igualmente, he estado antes de que pasara a pertenecer al grupo Marriot y posteriormente, cuando ya se incorporó al grupo Marriot. Sé que tienen previsto iniciar una reforma del hotel por pisos e irlo modernizando, pero, como aún no ha empezado, me remito a mi experiencia actual.

Vistas del Sheraton desde un edificio cercano
Vistas del Sheraton desde un edificio cercano

Cuando viajas a Ankara, tienes que tener en cuenta que hay dos zonas para hospedarse: Çankaya y Altindag. Çankaya es el lugar más indicado para los turistas occidentales, ya que es el barrio donde se agrupan los edificios gubernamentales y los mejores hoteles de la ciudad, aunque, sin duda, el Sheraton es el mejor. Lo normal es llegar en taxi, porque el taxi en Turquía tiene un precio muy ajustado. El precio de un vehículo del aeropuerto al hotel suele ser de unas 80 liras turcas si lo reservas con antelación.

Justo frente al Shreaton se encuentra el restaurante Nusr-Et Steakhouse, que es un must si viajas a Turquía. Por la salida trasera del hotel se puede entrar a un estupendo centro comercial lleno de gangas y al terminar las escaleras, al otro lado de la carretera, hay un parque con una variedad grande de columpios para niños.

Casi no sé por dónde empezar a contar maravillas, así que empezaré por el principio.

La entrada al hotel

Entrada al Sheraton Ankara

 

El lobby del hotel es un espacio enorme donde se agrupa la recepción, el lobby-bar, el acceso los restaurantes, el acceso al edificio de congresos, el acceso al Lugal, una sastrería a medida, diversos salones, el acceso al centro de wellness, y una zona de trabajo y ordenadores.

Zona de trabajo del Sherato

Quiero incidir en la zona de trabajo, porque tienen ordenadores del hotel con conexión a una impresora donde jamás nos pusieron límites en lo que quisimos imprimir. Las mesas y las sillas son cómodas, existen diversas formas de mesas, con lo que se puede decidir también cómo trabajar. Además, hay televisiones en silencio emitiendo las noticias por si ello fuera esencial para el trabajo que se estuviera realizando.

 

 

Piano del hall y la pianista en una pausa jugando con Valeria

Entorno a las seis o las siete de la tarde suele haber música en directo en el piano colín que se encuentra en el lobby-bar. La recepción es grande, con varias personas atendiendo simultáneamente y será raro que haya que esperar. Desde ese mismo momento ya sabes que estás en un hotel de categoría y te sientes bien acogido.

 

 

Los acontecimientos recientes en las fronteras turcas han motivado que se hayan extremado las medidas de seguridad y a la entrada del hotel hay un control de acceso con máquinas que revisan el contenido de bolsas y maletas, pero rápidamente aprenden quién es cliente del hotel y facilitan el acceso sin mucha parafernalia.

Las habitaciones

Las habitaciones del hotel son muy amplias y acompañan la forma redonda del edificio y, a partir de la sexta planta, las vistas empiezan a ser fantásticas. Hasta el piso 15, todo está abierto a cualquier tipo de cliente. A partir del piso 16 es para los clientes fidelizados a través de su programa o para quien quiera pagar el incremento de precio que tienen esas habitaciones. Del piso 16 al 19 las habitaciones son iguales entre sí y te da acceso al lounge de la planta 20, del que hablo más adelante.

Vistas nocturnas desde el piso 15

Las amenities son variadas y van desde el clásico cepillo de dientes hasta una bolsa para las joyas y pañuelos de papel en caja (indispensables si viajas con un bebé). A partir del piso 16, las amenities se incrementan exponencialmente e incluyen compresas, set completo de afeitado, enjuague bucal…

Vista desde la ventana del piso 16

En cuanto a la equipación de las habitaciones, de nuevo hay que hacer una diferencia entre las que están hasta el piso 15 incluido y las que están a partir del 16. Las que están hasta el piso 15 son más amplias porque disponen de dos sillones y una mesita que ocupan menos espacio y que permiten un mejor acceso al gran ventanal. En realidad, me gusta mucho más la equipación de estas habitaciones más bajas. Me parece más elegante. A partir del piso 16, las habitaciones tienen sofá junto a la ventana, lo que creo que disminuye el confort porque uno de los puntos fuertes de este hotel son las vistas sobre Ankara y el sofá impide acercarse a la ventana. Eso sí, si las primeras habitaciones tienen un cocedor de agua y un surtido gratuito de tes que se repone a diario, las otras tienen también cafetera con surtido de cafés y te reciben con una cesta de fruta fresca el primer día de la estancia. Todas las habitaciones disponen de caja fuerte, televisión, escritorio,  y de plancha y tabla de planchar. Para mi gusto, los armarios son un poco pequeños. Ponen a tu disposición albornoz y zapatillas caseras.

 

V en la cuna del Sheraton
V en la cuna del Sheraton

La cuna del hotel es la clásica cuna Sheraton, de metal, muy alta y muy profunda. Como me suponía problemas llegar a alcanzar al bebé al fondo de la cuna, me lo solventaron poniendo dos colchones. La cuna la visten únicamente con una sábana. El resto de cobertura de cuna debes llevarlo tú. Habitualmente han olvidado ponernos toallas para la bebé, pero una vez reclamado, nos han puesto un extra de toallas de todos los tamaños.

La climatización de las habitaciones es perfecta. Aún así, como soy muy maniática, pedí que me la cerraran y que me dejaran a mí decidir si usaba o no el aire acondicionado.

El baño dispone de secador convencional de muy buena calidad y de espejo de aumento con luz. El revestimiento es de mármol y las bañeras son enormes.

Las ventanas tienen un límite en la apertura que permite, como mucho y con esfuerzo, sacar la mano. Es decir, es lo justo para ventilar la habitación, pero impide cualquier accidente indeseado. Eso sí, nada de persianas: aquí hay cortinas para impedir que entre la luz, aunque quizás te apetezca despertar con la luz del sol mientras amanece.

Vistas del amanecer desde la planta 16

Desde las habitaciones se puede pedir que te sirvan comida en la habitación, para lo cual se dispone de una carta. Los precios son muy asequibles.

Adicionalmente, tienen un sistema por el cual, si solicitas que una noche no te hagan la habitación, te lo retribuyen en puntos que posteriormente podrás utilizar para el pago de la habitación en tu próxima reserva. Creo que ahora mismo equivale a unos 40 céntimos, así que, salvo que sea por razones ecológicas, no merece mucho la pena.

El centro wellness

Para nosotros, este era el punto más fuerte del hotel. En la planta quinta, que en realidad es la planta segunda, se encuentr aun enorme centro wellness. Si viajas a Ankara, puedes también pedir acceso a este centro durante un

Gimnasio del Sheraton Ankara

día, pero probablemente compense más aprovecharlo desde el propio hotel. El centro Wellness incluye un gimnasio, zona de sauna, jacuzzi, piscina, squash, pista de carrera, pistas de tenis, zona de reposo y zona de masages recién construida. Además, ofrecen actividades diarias a las que te puedes apuntar; algunas de ellas son de pago.

El gimnasio es enorme y de gran calidad, las máquinas están en perfecto estado y funcionamiento y apenas hay gente. El gimnasio se encuentra bajo un techo abovedado de cristal y recibe una agradable luz natural. Tiene varias televisiones que amenizan la estancia. A su alrededor discurre la pista de running.

La zona de masages permite reservar para el tratamiento de belleza o relax o tratamiento por el que optes.

Piscina del Sheraton Ankara

La piscina tiene iluminación bajo el agua y una temperatura perfecta. También se encuentra bajo una bóveda acristalada que permite que entre el sol -cuando lo hay-. Además, al fondo, hay una piscina de niños. En la última época estaba siendo reparada, así que no nos pusieron problemas en utilizar la piscina de mayores con la niña.

El jacuzzi suele estar también vacío y es muy agradable para relajarse tras una sesión de deporte o trabajo intensa.

 

Restaurantes

El Sheraton Ankara dispone de varios restaurantes.

Desayuno en el Sheraton

Uno es el del propio desayuno y que no puedes perderte. Los desayunos de este hotel son extraordinarios por su variedad y por su calidad. Se hacen huevos a deseo del cliente, se ofrecen diversos productos turcos, todo tipo de bollería recién hecha, mermeladas, ensaladas, frutos secos, zumos frescos -no te pierdas el de granada-, diversos pescados, productos de untar, carnes variadas, yogures frescos y empaquetados, muesli, cereales, bayas de goji, café de todo tipo, té de todo tipo… hay tronas para los niños y salida directa al exterior del hotel.

El otro restaurante está cerca de recepción y ofrece comidas estilo b

Comiendo en el Lugal
Comiendo en el Lugal

ufet libre al mediodía, aunque también puedes pedir platos sueltos. No se puede decir que sea barato, pero la calidad también es alta. Además, para los días que hace buen tiempo, tiene una preciosa terraza.

El tercer restaurante es el Lugal, que tampoco es económico pero sí asequible, tiene comida de alta calidad y una zona de terraza acristalada que resulta especialmente agradable en los días fríos y soleados de Ankara.

A esto hay que añadir un lounge-bar en la planta baja donde suele haber conciertos de jazz y sirven buenos cócteles.

El lounge de la planta 20

El piso 20 tiene una sala exclusiva para los clientes fidelizados para aquellos que paguen un suplemento de 20 euros más al día por habitación. La primera ventaja es que, además de tener el acceso a la planta 20, te darán una habitación ubicada a partir del piso 16, lo que mejorará muchísimo las vistas.

Vistas desde el lounge de la planta 20

La siguiente ventaja es la comodidad de poder acudir a la planta 20 a picar algo o tomar un té o una copa de vino, cerveza, o cualquier tipo de bebida con o sin alcohol gratuitamente y a cualquier hora del día hasta las 23 horas, que cierran. Aún así, si el cliente quiere quedarse -nosotros nos quedamos porque emitían un partido de fútbol de la liga española y, con el cambio horario, el partido empezaba a las 23 h-, aunque se cierra el minibar gratuito, no pondrán objeciones a que te quedes y solo te pedirán que apagues la televisión cuando te vayas. Cuando te sirves algo para beber, suelen ofrecerte un cuenco con productos de picoteo: cacahuetes, nachos, …

Hay que tener en cuenta que, aunque todo sea gratuito en la planta 20, no lo es en la habitación, por lo que si decides consumir alguno de los productos que tienes en la habitación, te lo cobrarán. En principio no se puede sacar comida de la planta 20, pero tampoco se controla de forma estricta y, siempre que el cliente no abuse, no ponen problemas por llevarte un café, una fruta o una copa de vino.

Durante el día resulta un lugar muy agradable para trabajar individualmente -las mesas son pequeñas- pero tampoco hay objeción a que se junten las mesas si varias personas quieren estar juntas.

Vistas desde el lounge de la planta 20

Otra de las ventajas es la comodidad para desayunar, porque, aunque el buffet es un poco más reducido, no hay que esperar colas y, si quieres algo que esté en el buffet del restaurante general y que no tengan allí, te lo piden y te lo traen.

Otro de los motivos por los que compensa pagar el acceso a la planta 20, especialmente con niños, es que tienes la cena incluida en dicho lounge. Suele haber una opción de 2 platos con sus acompañamientos, varios entrantes variados, varios postres, fruta, ensalada y frutos secos. Y la posibilidad de pedir que te calienten una papilla o un biberón es algo que definitivamente nos hizo optar por este acceso.

Además, tienen tronas para los bebés.

La atención al cliente

Cierto es que en Turquía no se estila tanto la máxima de que “el cliente siempre tiene la razón”, pero no podemos decir lo mismo de este hotel. Dispusimos de todas las facilidades que pedimos. A cualquier hora, incluso de la noche, se nos atendió en recepción o en la propia habitación.

Tienen un sistema de llegada por el que te bajan las maletas del vehículo en que llegas y no vuelves a saber de ellas hasta que llegas a la habitación. Además, tienen un “help-desk” únicamente dedicado a ayudar al cliente. Desde allí nos buscaron conexiones de autobús en líneas regulares para viajar por Turquía, nos reservaron el alquiler de vehículos e incluso nos encargaron leche de bebé en una farmacia y, cuando regresamos por la noche, el bote de leche en polvo ya estaba en nuestra habitación.

Con todo esto, no es nuestra intención hacer publicidad inmerecida de este hotel, pero probablemente sea el mejor que hemos visitado y por eso hemos creído que merecía esta reseña a fondo.

 

 

 

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Justin 18 April, 2020 at 10:11 am

    Greetings! I know this is kind of off topic but I was
    wondering if you knew where I could get a captcha plugin for my comment form?

    I’m using the same blog platform as yours and I’m having difficulty finding
    one? Thanks a lot!

    P.S. If you have a minute, would love your feedback on my new website
    re-design. You can find it by searching for “royal cbd” – no sweat if you can’t.

    Keep up the good work!

    • Reply Silvia 30 June, 2020 at 11:22 am

      Well, I am using only a spam check that I do manually, so I am afraid I cannot help you.

  • Reply Royal CBD 12 May, 2020 at 1:21 pm

    Magnificent goods from you, man. I’ve understand your
    stuff previous to and you’re just too wonderful. I really like what you’ve acquired
    here, certainly like what you are saying and the way in which you say it.
    You make it enjoyable and you still care for to keep it sensible.
    I cant wait to read far more from you. This is really a terrific website.

  • Reply Royal CBD 13 May, 2020 at 7:46 am

    For latest information you have to go to see web and on web I
    found this site as a most excellent site for latest updates.

  • Reply ปั้มไลค์ 26 May, 2020 at 4:35 am

    Like!! Great article post.Really thank you! Really Cool.

  • Leave a Reply

    Skip to toolbar