Consejos de viaje, Niños, Planifica el viaje, Viajes

Buscar un alojamiento apto para niños

18 September, 2019

Hace unas semanas me pidieron opinión de qué considerar cuando se buscaba un alojamiento para estar con niños. Hice una enumeración de lo que yo consideraba esencial:

  1. Ubicación
  2. Seguridad
  3. Accesibilidad
  4. Amplitud de la habitación
  5. Facilidades en el entorno
  6. Facilidades en el alojamiento

Vamos a ampliar cada uno de estos aspectos:

Ubicación

Es importante planificar de forma previa lo que se quiere visitar para, así, poder establecer cuál es la distancia óptima. La distancia óptima no necesariamente es la más cercana, sino la que mejor comunicada está. Pudiera ser que un alojamiento se encuentre más lejos, pero que esté cerca de una estación de tren que te permita trasladarte a varios de los objetivos que pretendes visitar y te evite tener que cambiar de alojamiento en varias ocasiones.

Para mí resulta esencial cambiar cuantas menos veces, mejor, porque nos evita hacer maletas y darle muchos cambios al niños. Si no es tu caso, quizás la ubicación idónea sea, no la que esté más cerca del medio de transporte, sino del lugar a visitar.

Seguridad

Todos sabemos que en países civilizados hay lugares poco seguros, por mucho que la ciudad o la región en sí sea segura. No aconsejaría a nadie alojarse con niños en Pitis en Madrid, o en el barrio de las tres mil viviendas en Sevilla, por barato que pueda ser el alojamiento, salvo que te gusten las emociones fuertes. Infórmate antes de coger tu alojamiento de si esa zona es segura para evitar sobresaltos innecesarios.

Accesibilidad

Si tu peque es pequeño, supongo que te moverás en carrito o portearás. En el segundo caso la accesibilidad puede no ser tan immportante, pero en el primero te vendrán bien estos consejos.

En cuanto a la accesibilidad del hotel, puede que este no tenga ascensor, pero que tenga habitaciones en la planta baja que resulten estupendas. Hasta puede que estén más cerca de la piscina. Eso sí: hay que acordarse de recordarle al hotel la importancia de que faciliten esas habitaciones a tu llegada. A veces hay hoteles que bajan su precio porque se les ha estropeado el ascensor. Consulta siempre por teléfono la disponibilidad de este o la reserva de una habitación en planta baja. Si la respuesta es por email, mucho mejor, porque podrás exhibirlo a la recepcionista cuando hagas el checkin.

En cuanto a la accesibilidad de la zona: seguro que agradecerás que la estación de metro tenga ascensor o escaleras mecánicas, o que haya una rampa en la calle, o que las aceras dispongan de rebaje para cruzar. La pauta es consultar en páginas que dan esta información para personas con movilidad reducida. No hay una página concreta para esto. Suele funcionar el escribir en el buscador: información+”movilidad reducida”+el lugar que se vaya a visitar, o bien información+accesibilidad+el lugar que se vaya a visitar.

Amplitud de la habitación

Tanto si tu pequeño ya se desplaza por sí mismo como si no, seguro que agradecerás espacio extra. A veces tienes la opción de reservar por poco más una habitación más amplia y te aseguro que merece la pena. Si en la habitación hay una cuna, el espacio común se reducirá mucho. Si además almacenas las maletas y un carrito, estaréis muy apretados. Si además el pequeño ya gatea o camina, le encantará explorar sus nuevas habilidades, y en una habitación pequeña, con todos los bártulos, solo habrá peligros.

Facilidades en el entorno

Toda facilidad es poca cuando se viaja con peques. Y toda la información previa que recopiles te dará seguridad. Saber si hay cerca una farmacia, si hay cerca un supermercado, si hay cerca un parque puede facilitar mucho el viaje.

Facilidades en el alojamiento

Si bien es cierto que no es algo que yo priorice, porque mis viajes suelen estar pensados para pasar en el alojamiento el tiempo mínimo imprescindible, puede resultar muy agradable que el alojamiento tenga determinadas facilidades para niños. Una piscina puede ser uno de los mejores lugares para relajarse después de un día de turismo y los niños caen agotados después del baño, pero también una trona para desayunar, un pequeño parque infantil, incluso un servicio de lavandería (esto es un lujo cuando viajas varios días, porque los niños manchan muuuucho) o de guardería.

¿Se os ocurre algún otro aspecto importante que se deba considerar antes de elegir alojamiento?

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Skip to toolbar